March 28, 2021

Certeza y estabilidad jurídica, esencial para la inversión extranjera

Certeza y estabilidad jurídica, esencial para la inversión extranjera
  • Durante un conversatorio de AmCham Colombia sobre inversión en zonas francas, se resaltó la importancia de mantener las reglas de juego para los empresarios, los beneficios de la IED en la generación de empleo, la transferencia de conocimiento y la competitividad. El Viceministro de Desarrollo explicó los beneficios del decreto 278 de 2021.

Bogotá.- La certeza jurídica y estabilidad en las reglas de juego son factores esenciales para la inversión extranjera y ayudan a que las empresas generen desarrollo en el país.

Así lo manifestó Gustavo Salas, gerente general de PepsiCo Colombia al ratifica el compromiso de la empresa con las inversiones que tiene en el país.

“Como empresa tenemos todo el compromiso y estamos haciendo inversiones muy importantes y lo que nos ayuda es la certeza jurídica. Que estas normas y regulaciones se respeten en el tiempo porque cuando hablas de una inversión para una nueva planta de producción, hablas de muchos millones de dólares que van a tener el retorno en muchos años, entonces si en algún momento se cambian las reglas, como empresas tienes que hacer una serie de ajustes que van a disminuir la inversión y te repercuten en toda la cadena”, dijo Salas durante un conversatorio de la Cámara de Comercio Colombo Americana, AmCham Colombia, en que se analizó el reciente decreto del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo sobre zonas francas.

Para María Claudia Lacouture, directora ejecutiva de AmCham Colombia, en el actual escenario de reactivación económica se hace necesario incentivar y retener la inversión no solamente a nivel de empresas internacionales sino también la misma inversión colombiana que está generándose en diferentes partes del país.  

“La inversión extranjera se ha constituido en un importante activo para el desarrollo económico del país porque genera competitividad, promueve el empleo y, adicionalmente, hace transferencia de conocimiento, de innovación, de buenas prácticas que permiten que Colombia pueda seguir avanzando y desarrollándose”, señaló Lacouture. 

Agregó que el régimen de zonas francas ha sido un mecanismo clave en la atracción de inversión extranjera y, con ello, en la generación de empleo, la transferencia de tecnología y conocimiento, así como de aumento en la competitividad del país, esencial en el marco de recuperación económica en que se encuentra el país.  

En ese sentido, Salas manifestó que “si se mantienen los proyectos, lo que generamos es un circulo virtuoso donde esas mismas inversiones vana traer todavía más inversión”.

Principales cambios y beneficios del régimen franco 

Al respecto, el viceministro de Desarrollo Empresarial del Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, Saúl Pineda, coincidió en la importancia de las zonas francas como un modelo de atracción de inversión extranjera directa y destacó que con la modificación que se hizo a este régimen, mediante el decreto 278 de 2021, se busca también mejorar su competitividad, promover la generación de empleo y apoyar la reactivación económica sostenible. 

“Uno de los aspectos más novedosos de esta nueva normativa es que le apunta a promover la economía 4.0 y las exportaciones de servicios. En este sentido, es de destacar que se incorpora la posibilidad de realizar comercio electrónico desde zona franca mediante la modalidad de tráfico postal y envíos urgentes”, explicó el Viceministro.  

Además, se reducen los requisitos de inversión en un 10% por cada USD 2.4 millones de exportación de servicios hasta un máximo de 30%.  

“Los compromisos de inversión también se reducen entre 10% y 30% para zonas francas ubicadas en municipios con índices de pobreza multidimensional por encima del promedio nacional que hoy está del orden del 20%, por lo que, con este mecanismo le apostamos, además, a la solución de las disparidades regionales que en nuestro país siguen siendo muy importantes”, agregó Pineda. 

Otra ventaja de este decreto es la ampliación el alcance para la utilización del régimen que ahora contempla la posibilidad que accedan a este régimen todos los sectores que impliquen la transformación industrial de productos del sector agropecuario, de conformidad con el Acuerdo de Agricultura de la OMC que va en, por lo menos, un grupo de 24 capítulos. 

En ese sentido, también se destacan la unificación de prórrogas de hasta 30 años paras las Zonas Francas Permanentes y las Zonas Francas Permanentes Especiales, y la figura de adición para autorizar áreas no colindantes a una zona franca en el mismo municipio o en municipios limítrofes de la misma jurisdicción aduanera.  

Otro aspecto importante de este decreto es la simplificación de trámites, en particular, la reducción de tiempos y requisitos para la aprobación de declaratorias y prórrogas. También, la posibilidad de acreditar el cumplimiento de compromisos de inversión a partir de la fecha de solicitud de declaratoria, hasta por el 20% del compromiso. 

“Aquí estamos hablando de la reducción en al menos un 15.2% del monto mínimo de inversión requerido para la declaratoria y prórroga de las zonas francas. De igual manera vamos a reducir de 57 a 24 el número de requisitos que deben ser acreditados; así como de 18 a 6 meses, aproximadamente, el tiempo para la declaratoria y prórrogas”, destacó el viceministro Pineda.  

Estabilidad en la aplicación de la norma

El presidente del Grupo Zona Franca de Bogotá, Juan Pablo Rivera, destacó los beneficios de la norma afirmó que “el mensaje de estabilidad jurídica que manda el gobierno para el régimen franco con este decreto y con el decreto de prorrogas es supremamente importante. Hubiese sido buenísimo poder tener contratos de estabilidad jurídica de nuevo, pero entendemos las dinámicas que hay al respecto en el país, particularmente en el Congreso”.

Agregó, al respecto, que “ese es un tema sobre el cual algún día tenemos que abordar y trabajar porque es uno de los valores agregados que ofrecen muchos países, de darle una estabilidad jurídica a las inversiones tanto nacionales como extranjeras de tal forma que los empresarios sepan a qué atenerse en el futuro con respecto a sus inversiones”.

Zonas Francas, mecanismos para inversiones nearshoring

A su turno, Edgar Martínez, Director de la Cámara de Zonas Francas de la ANDI, manifestó que ante el fenómeno de reconfiguración del comercio internacional, en donde las multinacionales están buscando nuevos lugares para la producción y/o proveeduría, las ZF son herramientas idóneas para el aprovechamiento de las oportunidades que se abren.

“Todos los países están a la caza de inversiones porque indudablemente este es el factor de desarrollo de cualquier país, en la medida en que estos rubros existan, habrá crecimiento, empleo y fortalecimiento económico a nivel nacional y regional. Sabemos que esto va a ser una tarea de largo plazo porque el golpe económico ha sido muy grande”, indicó.

Puntualizó que “ningún gobernante regional puede dudar del impacto positivo que ha tenido el régimen de zonas francas en la generación de empleo, en el pago de impuestos locales, en la atracción de bienes de capital para modernizar el aparato productivo e incluso en aumentar las exportaciones.”