Jan. 18, 2021

El futuro de la informática empresarial es y será híbrido

El futuro de la informática empresarial es y será híbrido

Por: Raymundo Peixoto, Vicepresidente Senior Soluciones de Data Center Dell Technologies LATAM

 A raíz de todo lo que ha sucedido este año, la velocidad a la que las cargas de trabajo de las aplicaciones se han trasladado a la nube pública se ha acelerado significativamente. Según la encuesta de Flexera sobre el estado de la nube de 2020, más de la mitad de las organizaciones encuestadas esperan aumentar exponencialmente el uso de la nube pública debido a los éxitos durante la crisis del COVID-19.

Pero obtener el beneficio completo requiere más que solo trasladar las cargas de trabajo, se trata de colocar las adecuadas en el ambiente corecto para lograr un rendimiento y una eficiencia óptima. En un momento en el que muchos equipos de TI no tuvieron acceso a los centros de datos locales, trasladar la implementación de cargas de trabajo de aplicaciones a la nube pública, en muchos casos, ha sido la única opción. Sin embargo, de cara al futuro, aún no está definido cuántas de esas cargas permanecerán en la nube pública.

Muchos equipos de TI hicieron frente a la realidad de 2020 simplemente cambiando a plataformas de software como servicio (SaaS) que permiten subcontratar la administración de las aplicaciones. Si bien esta opción puede haber funcionado para algunas cargas de trabajo, muchas aplicaciones requieren un cambio de plataforma extenso para aprovechar las capacidades de la nube pública, lo cual implica demasiado tiempo.

Asimismo, poder brindar acceso seguro y administrar niveles de servicio con una fuerza de trabajo recientemente remota ha sido un desafío para el personal de TI. Es importante tener en cuenta que las leyes de la física y, especialmente, la conectividad a Internet en el hogar de cada empleado, han creado nuevos obstáculos para superar. El mundo que nos rodea funciona de una determinada manera, y las leyes de la física son una forma de clasificar ese “funcionamiento”. En este ejemplo, la visibilidad limitada de las aplicaciones SaaS, a menudo, tiene como resultado la incapacidad para determinar fácilmente si un problema de nivel de servicio proviene del proveedor o del usuario. 

La mayoría de las cargas de trabajo de las aplicaciones aún se ejecutan en ambientes de TI locales, incluso después de más de una década de disponibilidad de las plataformas de informática en la nube pública. Según una investigación realizada por Enterprise Strategy Group, la mayoría (89%) de las organizaciones aún consideran que las instalaciones locales son importantes. De hecho, muchas de las aplicaciones desarrolladas en la nube pública terminan implementándose en ambientes de producción que se ejecutan en ambientes de TI locales. Sin embargo, existen muchas buenas razones por las que las cargas de trabajo de las aplicaciones deben implementarse localmente, incluidos rendimiento, seguridad y requisitos de cumplimiento de mejor calidad.

La naturaleza de las aplicaciones que se desarrollan e implementan también está cambiando profundamente. Las iniciativas de transformación empresarial digital se basan en gran medida en aplicaciones en tiempo real que procesan y analizan datos lo más cerca posible del punto donde se crean y consumen esos datos. Como resultado, se crean ambientes o ubicaciones en el edge, los usuarios tienen poca tolerancia a la latencia de la red cuando acceden a las aplicaciones. Es posible que se requieran datos para moverse entre varias aplicaciones, según el caso de uso, sin embargo, siempre será más eficiente llevar el código a donde están los datos que mover grandes cantidades de ellos por redes de área extendida (WAN) con ancho de banda limitado. Y el costo de mover grandes cantidades de datos también puede volverse prohibitivo.

Muchos desarrolladores prefieren las plataformas de nube pública, ya que éstas hacen posible el aprovisionamiento de recursos de infraestructura sin problemas. Además, la nube pública puede servir como una buena solución para las aplicaciones en desarrollo cuya capacidad de los recursos se desconoce. Sin embargo, la nube pública es una solución única universal que no satisface las necesidades de todas las cargas de trabajo

Como resultado, las organizaciones siempre necesitarán ejecutar cargas de trabajo en el ambiente que mejor cumpla con los requisitos de la aplicación y las necesidades comerciales, ya sean centros de datos, nubes privadas, nubes públicas o el edge. El desafío al que deben enfrentarse los equipos de operaciones de TI es crear un modelo operativo en la nube que abarque múltiples plataformas con soluciones de infraestructura de TI modernas y bien integradas que se escalen como mejor les resulte. A medida que se logra ese objetivo, se hace evidente que el futuro de la informática empresarial es, y siempre será, híbrido.

Un proveedor de red de banda ancha lo comprobó por sí mismo recientemente, cuando se dio cuenta de que la nube pública no podía satisfacer todas sus necesidades, descubrió que invertía demasiado tiempo en la aplicación de paches y la administración TI heredada. Su solución inicial fue trasladar entre el 70 y el 80% de sus cargas de trabajo a la nube pública, lo que resultó ser más complicado, lento y costoso de lo que había previsto. Al final del primer año, cuando había trasladado solo el 15% de las cargas de trabajo, se dio cuenta de que necesitaba una nueva estrategia. Con Dell Technologies Cloud Platform, pudo aprovechar la administración automatizada del ciclo de vida y las operaciones optimizadas. Después de ver el valor de tener cargas de trabajo y datos residiendo y trasladándose por el edge y nubes públicas y privadas, rápidamente aumentó su inversión.

Básicamente, la física es una ciencia natural que estudia la materia, el movimiento y el comportamiento a través del espacio y el tiempo afectados por la energía y la fuerza. Las redes y los datos dentro de ellas funcionan en una estructura similar: la información en ellas se almacena, se recupera, se transmite y se manipula. Los datos tienen mayor valor cuando se trasladan al lugar correcto y en el momento correcto y, en ciertos casos de uso, los datos en tiempo real que son inmediatos son aún más críticos. Para tener en cuenta las leyes de la física de la red, recomendamos seguir un enfoque de nube híbrida que haga posible la velocidad de la escala, la administración y la movilidad en una variedad de cargas de trabajo y nubes y, al mismo tiempo, garantice la seguridad y la privacidad.