March 19, 2021

Mujer TIC, un papel que implica liderazgo laboral y de hogar

Mujer TIC, un papel que implica liderazgo laboral y de hogar
  • Según el Banco Interamericano de Desarrollo -BID, en América Latina la industria del software empleará a más de 1,2 millones de programadores para el año 2025, segmento del que solo 7 de cada 1.000 mujeres colombianas hacen parte como creadoras de aplicaciones, software y videojuegos.

Bogotá.- Cifras reveladas por un estudio de la compañía Crack The Code, indica que menos de un 30% de las mujeres trabajan en el sector tecnológico en Colombia. También afirma que la baja participación en el sector es producto de la brecha educativa, pues sólo dos de cada diez eligen estudiar una carrera relacionada con esta área debido a la poca orientación al respecto. A esto se suma que tan solo para el cuarto trimestre de 2020 el Departamento Administrativo Nacional de Estadística -DANE, registró que la tasa de desempleo para las mujeres fue más alto que el de los hombres, 18,7% y 10,2% respectivamente.

Aunque las cifras son poco alentadoras, el sector TIC y en especial la industria del software han venido trabajando en la inclusión del género femenino, reconociendo su habilidad y talento para desempeñarse en tareas de desarrollo, programación y liderazgo de equipos. Por ejemplo, 43% de los colaboradores de la compañía Digital Ware corresponde a mujeres, desempeñando roles en proyectos de tecnología e innovación para el sector público y privado, dirección de áreas y apoyo en asistencia.

“Hemos encontrado la necesidad de eliminar barreras de género, teniendo en cuenta que en el sector de tecnología hay un alto porcentaje de hombres que lideran las organizaciones y hacen parte de todos los ciclos de vida del negocio de TI. Ser mujer y liderar procesos en compañías de tecnología no solo es una novedad sino también un reto en el que trabajamos a diario para generar una mayor visibilidad de las grandes capacidades de liderazgo y pensamiento estratégico” afirma María Fernanda Carbonell, directora de gestión humana de Digital Ware.

A esto también se suma que mujeres de todas las generaciones se vieron enfrentadas a una realidad pandémica que potenció todos sus talentos, habilidades y las capacitó para desenvolverse en sus roles, donde se destacaron en:

  1. Asumir la implementación de proyectos de tecnología que aportan a la transformación digital en clínicas y hospitales en Colombia y otros países de Latinoamérica.

  2. El equilibrio entre tareas del hogar y la productividad en el campo laboral. Además de continuar con la formación académica para seguir poniendo valor agregado a su profesión y a lo que realizan dentro de la empresa.

  3. Una buena administración del tiempo para liderar de forma acertada los equipos de trabajo y dedicar el tiempo de calidad al rol de mamá, más cuando hay diferencias notables en las edades de los hijos por ser de distintas generaciones.
     
  4. Seguir impulsando la participación de mujeres en el sector TIC y reconocer que a través de los años son más las que se preparan para asumir cargos y retos. Asimismo, enfrentarse a los cambios de la pandemia y ver como un aliado el teletrabajo a pesar de haber desempeñado sus labores por mucho tiempo de manera tradicional.

  5. Mayor liderazgo a nivel laboral en el sector TIC asumido por las mujeres para el avance de la industria, trabajando con personas más grandes y en su mayoría hombres, quienes han visto a través de sus capacidades y conocimientos líderes competentes.

  6. Empoderamiento de mujeres millennials por medio de la innovación, talento y trabajo duro que demuestra que no necesitan de palancas para cobrar una participación importante en la industria tecnológica.

Para puntualizar, Andrea Bucheli Portilla, gerente de mercadeo de Digital Ware asegura al respecto de la participación de las mujeres en el sector TIC “creo que la mayor tara no está en el mundo laboral, sino en el ámbito educativo. En Colombia las carreras de ingeniería de sistemas o enfocadas en desarrollo de software son altamente atractivas para hombres, pero no para las mujeres jóvenes que están en proceso de decidir qué estudiar.  La invitación es quitarle el tinte de género a las profesiones TIC, ya que son profesiones del presente y el futuro, y el motor de la Cuarta Revolución Industrial”.