March 23, 2021

SuperSalud revela irregularidades en Plan Nacional de Vacunación contra COVID-19

SuperSalud revela irregularidades en Plan Nacional de Vacunación contra COVID-19

Agencia ANADOLU

Bogotá, 23 de marzo _ RAM_ La Superintendencia Nacional de Salud de Colombia (Supersalud) publicó este martes 23 de marzo los primeros resultados de las investigaciones hechas a la ejecución del plan nacional de vacunación contra la COVID-19. En rueda de prensa, el superintendente de Salud, Fabio Aristizábal, compartió los hallazgos más relevantes.

La entidad informó que encontró irregularidades en la gestión de la Subred Integrada de Servicios de Salud Norte de Bogotá. La Subred Norte habría ignorado los criterios de priorización de la campaña de inoculación para administrar el fármaco de manera anticipada a cientos de personas.

 

“En la primera etapa del plan nacional de vacunación, la Subred Norte no realizó adecuada priorización del personal de salud de primera línea, conforme a los lineamientos del Ministerio. Se distinguieron 395 personas que presuntamente no debieron ser vacunados en la primera etapa porque no cumplían los criterios de priorización exigidos”, indicó la Supersalud.

El superintendente afirmó que algunas de estas personas recibieron el medicamento durante la primera jornada de vacunación en Bogotá, el pasado 18 de febrero, por delante de los trabajadores de primera línea de atención contra el coronavirus. También habrían sido vacunados particulares que no tenían vinculación vigente con la Subred.

De acuerdo con Aristizábal, la vigilancia está a cargo del grupo élite de la Superintendencia, que visita las EPS (entidades promotoras de salud) e IPS (institutos prestadores de salud) del país y hace seguimiento a las denuncias públicas.

El grupo élite encontró graves faltas de fondo en el proceso de vacunación que sigue la Subred, que integra a los hospitales públicos del norte de Bogotá, según Aristizábal.

“Al momento de la visita, la Subred no contaba con la autoevaluación para la renovación de habilitación del servicio de vacunación y este se encuentra vencido desde el 25 de noviembre de 2020. (…) Tampoco contaba con un protocolo que definiera el monitoreo permanente de las condiciones de almacenamiento, custodia y traslado de las vacunas, ni cuenta con contrato vigente para la calibración de los equipos”, dijo.

Además, según la investigación de la Superintendencia Nacional de Salud, no disponía de un protocolo o ruta para el manejo de los eventos adversos derivados de la aplicación de la vacuna.

La entidad ordenó trasladar para investigación administrativa los 395 casos detectados en Bogotá y otro más en Bucaramanga.